Ausencia

Hola! me paso por aquí para daros una explicación de mi larga ausencia no solo en el blog si no en redes sociales en general, hay 2 motivos principalmente.

Antes de pasar a contaros nada, me gustaría dejar claro que no soy una persona fácilmente influenciable y que tengo tendencia a vivir a contracorriente.

Los últimos meses del año 2018  me los pase de quedada blogger en quedada blogger, tanto de travel blogger como de blogger en general. No puedo decir que el ambiente haya sido malo, todo lo contrario, pero si que he visto actitudes y comentarios que no me han gustado nada. Ves, en algunos casos, como blogger de los “ grandes y reconocidos” están criticando a los pequeños y dices “ precisamente vengo aquí para aprender de ti y ,… esto es lo que me tienes que enseñar? así has conseguido estar donde estás?”.

Ya por esa parte empecé a sentirme un poco desilusionada y a plantearme si yo encajaba en este mundo virtual, pero tras unas semanas de mucho pensarlo me di cuenta de mi error “precisamente si empecé a escribir es porque cuando leía sus blogs no encontraba lo que yo buscaba”, y con esto no quiero decir ni que yo sea mejor ni peor, simplemente somos diferentes y no encajamos.

Después de superar este pequeño inconveniente, viene el segundo motivo por el cual mi ausencia y que creo estar consiguiendo superar también.

A finales de año, decidí pasar fin de año en “casa”, es decir en Japon, y tengo la intención de, a mi vuelta, ir contando todos los sitios por los que he pasado. Mi sorpresa viene en Enero, cuando regreso a españa y tengo que ir al medico por un malestar. El médico me confirma que estaba embaraza y debido a el vuelo de vuelta (historia que tengo intención de contar, porque paso todo lo que no le pasa a nadie nunca en un vuelo) lo he perdido. Bueno, una es positiva y, aunque llevaba buscando ser mama durante mas de 7 años, pienso que si lo he conseguido una vez tal vez mas adelante vuelva a conseguirlo.

Pasan las semanas, y (si me seguís en redes sociales, que espero que si) a finales de Marzo me entero que vuelvo a estar embarazada. Aquí viene la segunda razón de mi ausencia.

Desde que anuncio oficialmente mi embarazo solo he recibido comentarios con cierto tono burlón, tipo “ se te acabo el viajar”, “ ala pues ya no vas a ir mas a japón”, “ has disfrutado mientras has podido”,” ahora cambiaras el blog y empezaras a hablar de maternidad, no?” … sabéis lo dañino que es para alguien que hizo tantos cambios en su vida para vivir de la forma que vivo que le digan eso? que veis a mi bebe como un estorbo mas que como un miembro de mi equipo?

Lo peor es que como efecto de las hormonas (quiero pensar) te pones a planteártelo y te agobias, “ yo no quiero eso para mi vida otra vez”, “ no quiero ser ese tipo de madre”, “ de verdad tengo que renunciar a viajar o a ser madre?”,… Decido  alejarme de todo esto porque “ total, para que? si esto se acabó, Rebeca date cuenta que esto se acabó”. 

Sigo varias cuentas de travel blogger en instagram que viajan con niños y que , a mi modo de ver, son totalmente diferentes a lo que sueles encontrar por este mundillo. Un dia (confieso que estudiando sus cuentas y muriendome de envidia) me di cuenta de una cosa que me hizo abrir los ojos, llevo viajar en mi ADN y es lo que quiero transmitirle a mi hij@, no es un lastre para mi vida, es un miembro mas del equipo Sukoshi al que descubrirle como es el mundo que hay fuera, culturas, formas de vivir, de pensar,… y sobre todo, que si ellos pueden y yo tengo que elegir que tipo de vida quiero, elijo ser como ellos.

En resumen: viajar es parte de mi vida, no una afición pasajera y no tengo intención de dejarlo de lado por ningún motivo; aquí no encontrarás un “ 10 imprescindibles que hacer en londres”, pero si otra forma de conocer Londres menos turística; No soy nadie en el mundo blogger ni tengo 10.000 seguidores, pero estoy orgullosa de los que tengo y sobre todo me siento útil de poder ayudar aunque sea a una sola persona.

Y para cerrar mi regreso, un consejo: Si no conoces la vida de una persona, no des consejos sobre algo que no te han pedido ni sabes si a la otra persona le importa, pero sobre todo, si no tienes nada bueno o agradable que decir, mejor cierra la boca. 

Como siempre os digo al final de mis entradas: si necesitáis cualquier información o queréis contactar conmigo tenéis mis redes sociales o mi e-mail: rebecasukoshi@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: